¿Qué es Business Intelligence y cómo ocuparlo para una buena toma de decisiones?

Introducción

En los últimos tiempos se ha hablado mucho de los conceptos de Big Data, Machine Learning e Inteligencia Artificial como las tendencias que llevarán a tu empresa al éxito. Sin embargo, existe una tendencia que es más simple de aprender y utilizar y que puede generar un gran impacto en tu empresa o negocio. Hablamos de Business Intelligence (BI), ámbito que definimos en Brain Food como la capacidad de ver los datos de manera integrada y ocupar la información que tenemos para mejorar y acelerar la toma de decisiones, potenciando el conocimiento del negocio.

Las herramientas líderes que se ocupan hoy para trabajar en Business Intelligence son Power BI y Tableau. Ambas herramientas tienen sus ventajas y debilidades y, en general, son similarmente poderosas para la carga de una gran cantidad de datos y el armado de una infinidad de tablas y gráficos. Sin embargo, estas herramientas de BI pueden dar la sensación de solo generar reportería y mostrar datos sin darle mucho valor agregado. En Brain Food incentivamos a nuestros clientes a ocupar los reportes de BI no solo para ver datos sino para analizarlos y explotarlos, aprovechándolos al máximo en la toma de decisiones de negocio.

Dentro de los grandes beneficios de ocupar BI en el negocio son:

  1. Ahorrar costos y tiempos en la confección de informes, teniendo estos informes en tiempo real (o near real-time), en cualquier lugar y en cualquier dispositivo.
  2. Levantar nuevas oportunidades para el negocio de manera de ir a buscar y trabajar en esa oportunidad para generar valor adicional.
  3. Obtener respuestas inmediatas a cambios en el negocio como encontrar las causas de una disminución en las ventas o aumento de los costos sin la necesidad de preguntarle a un tercero.
  4. Aumentar la cantidad de información guardada en un mismo reporte generando interacciones entre distintos datos con acceso simples y rápidos.
  5. Mejorar el nivel de conocimiento sobre el estado de la compañía, permitiendo tener acceso a los principales indicadores de interés en tiempo real.
Ejemplos

En Brain Food nos hemos dado cuenta junto con nuestros clientes que ha habido una tendencia a sumar y sumar reportes para observar cómo avanza el negocio. No obstante, esta tendencia comienza a ser contraproducente para los usuarios porque se conforman con ver y leer datos y no se detienen en ocuparlos como una nueva fuente de información que puede ser transformada en conocimiento. A continuación, hablaremos de dos ejemplos en los que algunos de nuestros clientes han podido cambiar esa mirada de reportería y ocuparla en generar conocimiento y destinarla a una correcta toma de decisiones.

 

  1. Oportunidades para invertir

Un cliente de la industria inmobiliaria de nuestro país generaba un informe trimestral con precios y oferta de departamentos para ciertas comunas del país. Esta información estaba separada en diferentes archivos para cada trimestre y comuna, por lo que el análisis general de las comunas y la evolución de los precios y disponibilidad se hacía engorroso y muy difícil de obtener.

Para solucionarlo, se automatizó la carga de datos y se generó un reporte en Power BI que permite tener en un solo lugar la información requerida para generar estos informes por comuna y trimestre. Además, el cliente comenzó a ocupar este reporte para ranquear sectores que tuvieran altas velocidades de venta y precios altos que permitieran descubrir buenas oportunidades de negocio desarrollar proyectos.

En resumen, con el uso de tablas y mapas se pudo usar el reporte para lo que se diseñó y también para descubrir nuevas oportunidades de inversión. Dado esto último, el cliente pudo ahorrarse tiempo en la confección de informes, visibilizar oportunidades más rápido y almacenar información pasada y la que se sumará en el futuro en un mismo reporte.

  1. Accionables a clientes según su comportamiento de compra

Otro cliente, en este caso de la industria de consumo masivo, invertía recursos y tiempo en clientes que no devolvían el valor mínimo para ser rentables. Para solucionar esto, hicimos un análisis uno a uno del valor que generaban actualmente los clientes y del potencial valor que podrían generar para el negocio dado sus comportamientos de compra.

El proceso anterior lo comenzamos con un análisis de rentabilidad para ver cuales clientes son los que compran más, qué compran y cuándo compran. Luego se siguió con un cálculo de CLV (Customer Lifetime Value) para cada uno de ellos de manera de identificar a aquellos clientes que tenían alto potencial de compra y podían generar mayor valor al negocio.

Hasta ahí, el proyecto consistía en calcular y mostrar, sin embargo, se trabajó luego en segmentar a los clientes por compra, CLV y frecuencia de compra y se les asignó accionables a cada grupo para que aumentaran su volumen de compra y al mismo tiempo fuera más barato para nuestro cliente atenderlos (se rediseñó la forma de atender los clientes óptimamente de acuerdo con su rentabilidad). Así, el reporte se transformó en una herramienta para gestionar clientes y saber cómo atender a cada uno de ellos midiendo el impacto generado por los distintos accionables. Gracias al proyecto, nuestro cliente pudo descubrir una oportunidad relevante en atender de mejor manera a clientes con gran potencial de compra y obtener respuestas rápidamente para aquellos clientes que no eran rentables.

Conclusión

Business Intelligence es un concepto en el cual aún hay mucho por conocer y estudiar, en donde sus herramientas siguen incorporando nuevas funcionalidades y usos que agregan valor a la gestión táctica y operativa. Sin embargo, es muy sencillo involucrarse en este mundo y comenzar a aprender por uno mismo con los datos de tu negocio y explorar los múltiples beneficios del BI. A futuro nos espera una época en la que los informes ya no sean tediosos ni repetitivos agotando valiosas HH’s que podrían ser utilizadas para tareas de mayor valor agregado, sino que ofrezcan un análisis instantáneo y holístico del estado actual del negocio o empresa al alcance de un click.